miércoles, 20 de agosto de 2008

Fly me to the moon

Llévame volando hasta la luna. Esta maldita gravedad me aplasta cada día con más fuerza contra el suelo y no me deja ya ni respirar. Sácame de aquí. Abre tus alas y volemos. Las mías están rotas y oxidadas. De no ser así hace tiempo que me habría ido. Necesito despegar los pies del suelo y emprender un viaje hacia ninguna parte. Súbeme a una nube y riámonos desde allí de lo absurda que es la vida. Necesito otro punto de vista con más luz. Desde aquí sólo veo sombras y oscuridad. Hace tiempo que el sol decidió no volver a visitarme y añoro su calor. Llévame a una isla de luz donde podamos bañarnos en un mar de sueños imposibles. Hazme sentir de nuevo como una niña lejos de todo. Quiero volver a reírme por nada, a sentirme feliz simplemente porque amanece un nuevo día. Quiero acariciar las estrellas con la punta de mis dedos. Llévame lejos, por favor. Donde mis sueños todavía tengan sentido. Donde mi luz no se apague a pasos agigantados. Donde todavía haya espacio para crear mil y una historias que nos devuelvan la magia que nos quitan los años. Donde vivir no duela como una postura incómoda. Llévame al fin del mundo, a la vuelta de la esquina, al polo norte, a tu rincón secreto… A donde quieras. Pero vámonos ya. Siento que cada vez me queda menos aire, que cada vez el mundo es más pequeño, que cada vez hay menos en lo que creer y me aterra pensar que esto pueda llegar a convertirse en mi realidad.







3 comentarios:

Miss Satriani dijo...

El mundo en general es aterrador.

Me gustan las mariposas que pusiste en el lado derecho:)

Someone exactly like you. dijo...

Respira.Inspira-te.

Blueyes dijo...

Me encanta.

Yo tb noto que cada vez me queda menos aire.