miércoles, 10 de septiembre de 2008

Necesito una brújula que me indique el Norte de tus pensamientos

Para vivir un año hay que morir muchas veces a pequeña escala. Los latidos del corazón pierden demasiadas veces el sentido de latir y el esfuerzo por seguir haciéndolo es tan grande y doloroso que nos deja destrozados en cada intento. A fin de cuentas, el corazón, no es más que una máquina y, como todo artilugio mecánico, tarde o temprano acaba teniendo problemas técnicos. Y no es como cuando la tele se ve mal y le das un par de golpecitos. O el móvil no enciende y lo estampas contra la mesa. No. No basta darse un par de puñetazos en el pecho para que el corazón restablezca su normal funcionamiento. Sería genial poder acabar con los temores, con la inseguridad, con el sentimiento de inferioridad, con el dolor, la tristeza, la soledad…con un par de golpes en el punto adecuado. Pero el corazón es un extraño aparato que se puede marchitar en un nanosegundo con un gesto o una palabra a destiempo y hace falta más tiempo del que a veces tenemos para curar la brecha sin fondo que se abre paso en nuestro interior rasgando la perfecta y estable composición que tanto habíamos tardado en construir. Y da miedo tener dentro de ti un acantilado en el que si caes no sabes donde irás a parar. Quizás en un descuido llegues a ver partes de ti que lleves mucho tiempo esmerándote en ocultar. Quizás te pierdas y no sepas encontrar el camino de regreso. O quizás ahí abajo, en el fondo del abismo, esté la cura a todo el daño que te causas y te causan sin razones aparentes.

6 comentarios:

Si la tocas otra vez... dijo...

Cuanta razón tienes: el corazón es una máquina muy importante que tenemos dentro de nosotros mismos y muchas veces no le cuidamos o no le damos la importancia que se merece. Qué cierto es eso de que en un nanosegundo tu corazón puede caer en un abismo, darte un vuelvo, latirte tan fuerte que parezca que se te vaya a salir... Cuántas veces he tenido esa sensación y cuántas me quedarán por vivirla.

Me encanta esta reflexión =)

Someone exactly like you. dijo...

Si encuentras la brújula encarga una para mí.Creo que he perdido muchas cosas en los cuatro puntos cardinales...

Miss Satriani dijo...

Y otra para mí.

Cuando estás abajo de verdad es cuando te das cuenta de lo que eres.

maRiina dijo...

Cierto, oye igual te hacen oferta asique coge otra para mí.

Es díficil levantarte cuando estás muy abajo si no sabes como hacerlo o no tienes a nadie que te indique.

La verdad es que aunque haya perdido algo más, creo que lo que más falta me hace es tiempo...

Blueyes dijo...

Los ingenieros deberían diseñar máquinas perfectos y dejarse de ostias, que el corazón generalmente se cuelga más que mi ordenador.

..Reiniciar..


;)

Blueyes dijo...

perfectas