jueves, 13 de agosto de 2009


Se acabó el tiempo. Las palabras. Pasó la oportunidad. Sayonara baby. Ya no habrá más cuentos de princesas. Me cansé de esperar. Me canso. En presente y en 1º persona. He decidido sacar a todos los dragones de su cueva para comprobar que no puede aumentar aún más el caos que ya reina. Para demostrarme que ni tú ni nadie vendrá a tenderme una mano que me aleje del peligro y me acerque a la salvación. Ilusa. No. Mejor dicho. Idiota. Sumamente idiota. Pero para qué engañarnos. Aunque anhele febrilmente el roce de esa mano que me aferre desesperadamente en el intento de protegerme, no la necesito. Nunca la he necesitado. Para tener a un príncipe hay que ser una princesa. Y yo los únicos castillos que conozco son los que el viento desmorona cada vez que le da por soplar. Castillos en el aire. Príncipes que habrían ganado más siendo rana. Y princesas que en vez de arrojar por la ventana sus cabellos están hartas de lanzar cada mañana puñados de promesas incumplidas. De amor de palabra. De palabras desgarradoramente vacías. Los fantásticos cuentos de ayer, hoy no son más que una horripilante novela de terror. No somos más que zombis mutilados internamente que vagan buscando saciar su soledad.



Y estoy cansada de que intenten arrancarme el corazón

9 comentarios:

Saray dijo...

Pues ata a tu corazón en cadenas junto a ti y no lo dejes escapar. Y no le esperes más porque si de verdad te quiere algun dia regresara!

Nada de comeduras de cabeza ee ¬¬

Un beso desde mi mundo:)

aLba * dijo...

tendremos que empezar a tejer telas de araña alrededor del corazon ...

Parte de mí dijo...

"Que nunca llevo el corazón encima, por si me lo quitan..."

Es de una canción de Extremoduro, y creo que va acorde con tu texto de hoy.
Tómate un respiro, coge fuerzas y logra que tu corazón se recupere del todo, pero haciéndose aún más fuerte... Tal vez ya no vuelvan a robártelo, al menos no en un tiempo...

Ánimo!

Lucía... dijo...

Entonces cuidalo! No te cierres pero tampoco permitas que te intenten arrancar, mas alla de que es dificil porque al enamorarnos lo entregamos con toda la fe!

Un beso con gotitas de agua!

Desilusionista dijo...

La única cosa que necesitas es ser feliz. Y para eso no necesitas nada.
Pero por si acaso...no te dejes tomar el pelo ;)

Un placer leerte!

Blueyes dijo...

Nadie se merece que esperes, nadie se merece tu corazón.

;)

Ignacio Reiva dijo...

Construimos castillos de arenas de reloj, que se destruirán con solo pasar el tiempo. Peor al darlo vuelta, nada se habrá perdido, y el arquitecto inquieto volverá a jugar con la arena y el tiempo. Un gran beso.

.Amazonica dijo...

Para tener un príncipe no es necesario ser una princesa. nadie nace en un cuento de hadas, hay que ir construyéndolo, poco a poco.
Me he sentido así muchas veces (y como siempre lo describes con una belleza excepcional) pero aún no me he rendido. ¿Quién dijo que sería fácil?

Un beso y que estes bien! :)

Valentina dijo...

Entonces cuídalo, porque los príncipes seguro no van a aparecer, pero un hombre de carne y hueso, con defectos y calidades, que no busca princesas y sí una mujer, con sus miedos, sus planes, sus anhelos y etc, seguro va a aparecer. Y no para vivir un cuento, aparecerá para vivir una historia real, tu historia!!!

Saludos, ánimo que el mundo no se acaba (todavía) y por suerte la tierra da vuelta y más vueltas!