martes, 23 de diciembre de 2008


De nada sirve encender un fuego y creer que permanecerá siempre encendido. Si no se aviva la llama tarde o temprano acabará por consumirse. Y esta vez no es por el oxígeno. O quizá es por su ausencia. Hace mucho que el oxígeno no llega a mi corazón. Hace mucho que no respira. Ni si quiera late por miedo a resquebrajar y destrozar en pedazos la frágil armadura que inútilmente he intentado volver a crear a mi alrededor. He intentado empujar esta pena, este dolor, hacia el fondo. Hacia abajo. Muy abajo. Por debajo de los tobillos para intentar caminar sobre esta absurda culpa. Pero lo único que he conseguido es crear un tampón hermético que ni sube ni baja, pero duele a cada instante por mucho que me esfuerce en fingir.



Lo intenté hasta que el dolor me empezó a ahogar. Te lo advertí desde un principio. Y dicen que el que avisa no es traidor. Te dije que no era fácil. Más bien lo contrario. Lunática. Arisca. En resumidas cuentas, digamos, diferente. Te repetí hasta la saciedad, hasta que las palabras perdieron el sentido, que no necesitaba alguien que me escuchara. Necesitaba alguien que me entendiera. Y sé que lo intentaste. Pero a veces intentarlo no es suficiente…
...Lo Siento...

6 comentarios:

R. dijo...

Llega un día en el que la llama se extingue, quien sabe si para siempre.

Someone exactly like you. dijo...

Eso suena a despedida..

nuky dijo...

Sentirse culpable no te ayudará a ahogar el dolor, todo lo contrarió, lo avivará cada vez más hasta que te consuma completamente. Nadie es culpable de que no haya conexión ni entendimiento entre dos personas.

Deberíais, simplemente,acabar de la mejor manera posible, sin rencor...tan sólo dejando que el tiempo os ponga a cada uno en su sitio.

Someone exactly like you. dijo...

"calypso: dios mio O.O acabo de leer el archivo del blog (no lo hbia visto)"

No entiendo a que te refieres :$

Blueyes dijo...

No pidas perdón, no sirve de nada.

Las llamas son llamas, los incendios son difíceles de apagar y el fuego difícil de avivar.


Un beso.

A ver si hablamos.

Insolencia dijo...

No te asfixies. Sigue adelante.