domingo, 14 de diciembre de 2008


Se rompió el eslabón de la cadena que me ataba a la cordura. Desde entonces busco un norte indefinido donde encajen mi sonrisa blanca y un corazón negro que late intermitentemente. Quiero pensar que algún día las agujas de esta estúpida brújula sin sentido me llevarán de regreso a la zona cero de este caos donde duele hasta el recuerdo de lo que no tuve. Y estoy cansada de ser tan inflamable, incluso en los días de lluvia y granizo que apagan el más mínimo rescoldo de calor en los corazones tendidos al sol. Estoy cansada de arder con una llama que no quema pero abrasa. De estar siempre a punto de explotar y acabar sufriendo una reacción en cadena que implosiona en el epicentro de mis antiguos latidos. No quiero sucedáneos. Me harté de imitaciones. Arañaré tantas armaduras de cristal como se me pongan por delante. Sé que detrás de alguna estará esa chispa que haga que todo salte por los aires.

7 comentarios:

R. dijo...

"Invisible cadena que me ata a la vida"

nuky dijo...

bua, cada día escribes mejor *_____*

aLba dijo...

la encontraras donde menos lo esperes :)

Dara Scully dijo...

Y cuando todo explote, lloraremos.



Miau

kaho dijo...

"Ya es hora de sentir lo que tanto tiempo ha estado en mí."

Someone exactly like you. dijo...

Perdiste el norte justo en el sur (8) :)

Ponte a cubierto,siempre explota cuando menos te lo esperas.


Bang.O búm.

Blueyes dijo...

"Sé que detrás de alguna estará esa chispa que haga que todo salte por los aires."


Me ha gustado mucho. Debería prestarle más tiempo al blog, tiempo que debería robar a otras cosas que no deberían robármelo a mí; en fín. Hacía mucho que no escribía en el mío, pásate, es ñoño (lo último), y no sé si es ñoño porque no hay dolor o porque está escrito con amor en exceso... Con lo cual, me viene dando igual que me haya quedado ñoño.

Un muxu!


;)