lunes, 26 de enero de 2009


¿Y ahora qué? ¿Dónde quedaron la seguridad y la confianza en mi misma después de este primer encuentro fallido? Pensé que podría con todo. Que, después de tantos tropiezos, una vez estuviese en la cima de mis propósitos no habría nada ni nadie capaz de hacerme perder el equilibrio. Y mírame ahora. Triste y asustada. Hecha un ovillo en una esquina del sofá esperando con un miedo que roza el terror el resultado de la primera piedra que he tirado al aire. ¿Y qué pasará si cae en mi propio tejado? ¿Qué ocurrirá si abre el primer boquete en la férrea estructura que parece protegerme? Temo que un mínimo resquicio deje entrar en mi armazón toda la inseguridad, el pesimismo y la baja autoestima que tanto tiempo he tardado en alejar de mi corazón. Temo que la presión que entre por ese minúsculo poro en mi vida acabe derrumbándome y apague de un soplido la llama de mi confianza. Aun me queda mucho. Estoy en el principio y los principios nunca han sido fáciles. Sé que las lágrimas que me quedan por verter son directamente proporcionales a las tonterías que llegaré a pensar sobre mis capacidades y mi potencial. Lo sé. Pero por muchas armaduras que me cuelgue al cuello, por muchos muros que levante a mi alrededor, detrás de todo ello seguirá habiendo siempre una niña asustada que al mínimo cambio en sus planes correrá a una esquina buscando protección y consuelo. Y aquí, ni lo uno ni lo otro.


Hoy vendería mil de mis mejores sonrisas por un abrazo que me devolviese todos los argumentos que se me han ido cayendo a lo largo del dia.

16 comentarios:

Anaid* dijo...

por muchas murallas y barreras que alces, parece que siempre se acaban derrumbando dejándote a la intemperie de lo que puede pasar...


Tal vez deberíamos pensar en enfretnarnos a los dolores en vez de ocultarnos de ellos...

Carlos dijo...

¡Qué difícil es protegerse de los malos sentimientos!
Deberías escribir más a menudo, me encanta cómo escribes.
Un abrazo.
Carlos

Carlos dijo...

Eso es la vida y nada más, buscar a quien te sepa hacer feliz.
Me gusta este último texto en especial, me ha quedado bien (qué prepotente llego a ser a veces xD).
Un abrazo
Carlos

Carlos dijo...

Jajaja no me gustan los eufemismos, me parece usar las palabras con muy mal fin.
Y la imaginación que requieren me la guardo para mis textos, que sean cutres o no, me relajan.
Un abrazo
Carlos

Julia dijo...

A veces sólo hay que dejarlo correr. No hay que buscar argumentos y hay que sonreír sin más, pensando que la vida es en muchas ocasiones una broma pesada de la que nosotros mismos nos tenemos que reír. No pierdas la confianza y fabrícate una coraza como la mía. Ingredientes:

Amor 300gramos
Sensatez 200gramos
Amistad 100gramos
Confianza 150 gramos
Sinceridad 100gramos
y una pizca de cariño por uno mismo, todo eso mezclado con inteligencia y astucia.

jejeje. UN besin!

solocapturas dijo...

Buenas noches ¿qué tal? Seguramente ahora mismo no sepas quien soy. Hace algún tiempo tuve otro blog que se llamaba "Rock & Roll callejero bebiendo blues" y yo me hacía llamar "Si la tocas otra vez". Quizá ya no te acuerdes de mí, pues ha pasado medio año desde entonces. Simplemente quería decirte que he vuelto al mundo bloguero con identidad renovada, así que tienes una invitación a pasar cuando quieras por mi nuevo blog.

Muchos saludos

Tu blogamigo de verdad dijo...

No me tienes que vender la mejor de tus sonrisas ni siquiera regalarmela.
Coje ese abrazo que te doy gratis, pues hace poco me sentía así y hoy soy feliz otra vez.
Un abrazo de oso

Agua dijo...

Aunque los miedos te acechen y un dia caigan sobre ti todas las piedras que hayas lanzdo piensa que siempre, SIEMPRE, nos volvemos a levantar. Como dice una canción que adoro "dos lagrimas no hacen un fracasado". Besos y animos!!!!!

aLba dijo...

yo te le doy.. a cambio de nad :)

.Amazonica dijo...

Este texto me ha puesto en duda, porque yo siempre me crei fuerte para afrontar lo que sea, y siempre temí que esa dureza de corazón se rompa en mil pedazos, dejándome desprotejida y vulnerable... pero eso momento aún no ha llegado. Solo espero que el golpe no sea tan duro.

Me encanta como escribes, lo haces con una naturalidad... y atrapa desde el principio, con muy buenas descrpciones y además, tienes muy buenas ideas ^^
un beso

Carlos dijo...

Me basta con sacar algo, lo que sea. Parece que hoy solamente me tocaron cartas imparejables... En fin, como ya he dicho, hoy establezco una tregua, mañana ya me las arreglaré para volver a sonreír.
Muchas gracias por tus oportunos comentarios.
Carlos

R. dijo...

Yo te abrazo desde aquí:__)

solocapturas dijo...

Se nota que llevaba tiempo alejada del mundo de los blogs porque ahora mismo está en funcionamiento la aplicación de seguir blogs y cuando yo entraba estaba como proyecto... Pero es una muy buena aplicación, ya que me estoy convirtiendo en seguidora de mis blogs favoritos :)

Muchos besos!

Dara Scully dijo...

El gato te da uno gratis, a cambio de una caricia detrás de las orejas.


Miau

YuYu dijo...

Es la primera que te posteo, te leo hace tiempo... pero este post wowww me has hecho recordar muchas cosas por las que fue muy dificil pasar, despues de todo me ayudo!

Tale dijo...

X.O.X.O!