domingo, 25 de octubre de 2009


Estoy asustada. Ha vuelto. Y lo ha hecho mucho antes de lo que habíamos acordado. Sé que vuelve a estar ahí. Acechándome. Buscando el momento oportuno. Y no sé qué hacer. No sé cómo impedirlo. Cómo hacer que se vaya. En verdad, no estoy segura de si quiero hacerlo. Y por eso siento verdadero pánico. Porque sé que si vuelvo a sentirlo cerca no podré decirle NO. Y él lo sabe. Tengo miedo. Mi corazón estaba a 40º bajo cero. Hibernando desde que comenzó la primavera. Al levantarme esta mañana había un charco a los pies de mi cama. Cada vez está más cerca. Incluso congelado nota su presencia. Empieza a vibrar. Tengo mucho miedo. Debe seguir así. Frío, inmutable, infranqueable. Temo el deshielo. Inundarme poco a poco una vez más. Él sabe bien qué pasará si aparece antes. Se romperá definitivamente. Y esta vez no habrá vuelta atrás. No podrá volver nunca. No saldrá bien. Ambos lo sabemos. ¿A quién se le ocurre despertar un corazón en pleno invierno?



¿Y si esto es más fuerte de lo que yo pensaba?

12 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Hasta el frío quema, y da miedo. Pero debes descongelarte ;)

Muaks!

Dara Scully dijo...

Los corazones a 40º bajo cero se mueren, que no se te olvide.


miau
de
chocolate
con
churros

Valentina dijo...

Nunca lo sabrás hasta que ocurra de verdad.

Un beso.

Carlos dijo...

El estado natural de los corazones no es el congelado, aunque así sea mil veces menos doloroso soportar los males de amores.
Es mejor dejarlos descongelarse, pasar el mal trago y buscar un nuevo amor menos doloroso y que nos cure las heridas.
Un beso
Carlos

.Amazonica dijo...

Entibialo de a poquito, quédatelo listo para él (y para tí)

besos :)

Agua dijo...

A veces no sabemos si dejarnos llevar o seguir en nuestro letargo...no deberiamos dejar que el miedo guiase nuestros pasos, pero a veces es tan dificil decidir... un beso!

Carlos dijo...

Si todos olvidásemos cómo sonreír el ser humano perdería parte de su esencia.
Un besazo
Carlos
PD: Se me olvidó comentar que es un texto bellísimo, como siempre ;)

OjosMiel. dijo...

Descongelarse merece la pena, aunque a veces implica sufrir.

(ristinota dijo...

hola!!escribo para comunicarte quetengo otro nuevo blog,(despues de finalizar con aquel famoso de la erasmus "nonesypares") para ilustras mis pasos que este año se harán desde Granada. Te dejo la direccion por si te interesa pasarte, ok??

http://masfuquefa.blogspot.com

UN KILO DE BESOS Y MUCHISIMAS GRACIAS!!!

Blueyes dijo...

"No sé cómo impedirlo. Cómo hacer que se vaya. En verdad, no estoy segura de si quiero hacerlo. Y por eso siento verdadero pánico. Porque sé que si vuelvo a sentirlo cerca no podré decirle NO".


Bienvenida al club.

aLba * dijo...

habra que comprar una nevera , no crees ? cosas asi .... no pueden perderse.

Ela dijo...

quizá ya era hora de despertar