lunes, 7 de julio de 2008

Fearless


Hoy te digo adiós. Sé que no te has ido. Que no te vas. Que no te irás nunca. Sin embargo, nuestro camino juntos acaba hoy. Te digo adiós y esta vez te aseguro que es para siempre. No recaeré. Estoy cansada de volver siempre al punto de partida. Siempre estarás ahí. Lo sé. Noto tu mirada. Noto tus ojos clavándose en mi espalda. Los míos hace tiempo que te esquivan. Esperas la mínima oportunidad para asaltarme de nuevo. Pero te juro que esta vez no habrá una próxima oportunidad. Quiero seguir adelante. Ser libre. Incluso me lanzo a la piscina y me atrevo a decir que aspiro a rozar de refilón la felicidad. Sé que nunca la alcanzaré. Me lleva años luz de ventaja. Es como una de esas estrellas que desapareció hace millones de años. Ya no está pero aún puedo ver su luz en el cielo. Yo puedo ver su estela. Y es algo tan mágico…Me conformo con ser testigo de su paso por mi vida y seguir el camino que sus pasos marcaron. Aunque a veces ese camino se borre y tenga que inventármelo. La felicidad es uno más de esos sueños inalcanzables que completan mi vida. Tú lo sabes bien. Mi vida tiene sentido gracias a ellos. Puede que pienses “pobre ilusa”. Tal vez lo sea. No lo niego. Pero si te soy sincera no me importa. Soy tantas cosas a la vez… Y en realidad eso es lo que me hace ser de esta forma tan especial. La conjunción arbitraria de mis circunstancias y la realidad paralela desde la que veo las cosas. Siento tener que sacarte así de mi vida. Lo siento, de veras. Pero en mi mundo ya no hay sitio para ti. Me atrevo, incluso, a llamarte por tu nombre. Me resulta extraño después de tanto tiempo evitando pronunciarlo. Ocultándolo detrás de mi carácter difícil de llevar y de mi manía por aislarme del mundo. No era yo. Eras tú. Siempre conseguías alejarme de quien había conseguido ver tu sombra en el fondo de mis ojos y se proponía ayudarme a deshacerme de tu carga. Pero se acabó. Hoy lo haré yo sola. Por todos ellos. Por mí. Hoy te digo adiós, Miedo. Nuestro camino juntos acaba aquí y ahora.

2 comentarios:

Miss Satriani dijo...

Lucha por separar el yo del nosotros.

Éxta[si]s dijo...

El miedo destruye, así que destruyelo tu antes.

Me gustó tu forma de escribir.
Un besito