sábado, 12 de julio de 2008

Yo soy yo y mis circunstancias


“No esperes que lleguen las circunstancias ideales ni la mejor ocasión para actuar, porque tal vez no lleguen nunca”


Estoy cansada de soñar cómo sería mi vida. Estoy harta de aplazar el momento para empezar a vivir. Llevo muchos años atrasándolo y me he plantado. No puedo más. No tengo por qué hacer las cosas bien siempre. No soy perfecta. Va siendo hora de que lo asumas. Este juego es lo que tiene. En el momento en que participas puedes caer, errar, perder. Soy una jugadora más. Yo también puedo equivocarme. Pero asumo las consecuencias. Asumo las reglas. En cambio tú…Te importa demasiado el qué dirán. Es MI vida. No la suya. Piensas que una persona vale o no en función de su reputación. De lo que los demás piensen sobre ella. Yo opino todo lo contrario. No necesito nada de la gente. Si tengo que depender de lo que los demás piensen de mí es que no valgo nada. Las cosas que realmente tienen valor son las que brillan por sí mismas aun cuando el mundo se esfuerza por apagar su luz. Un diamante lleno de barro sigue siendo un diamante. No pido nada. Siempre he tenido miedo de defraudarte, de decepcionarte. Y ahora eres tú la que me decepciona a mí. Me importa lo que pienses tú, no el resto del mundo. Me importa lo que piense la gente que me quiere, que me conoce. El resto del mundo me es completamente indiferente. Siempre va a tener algo que decir. El 95% de las veces será algo malo. Lo tengo asumido. Creo que no eres consciente de que llevo toda mi vida aguantando falsas calumnias. He sobrevivido. Me han servido para hacerme más fuerte. Siento salirme de la línea que me habías marcado. No voy a seguir tus pasos. No voy a quedarme callada cuando tenga que decir algo que no gusta. No voy a dejar de hacer las cosas porque alguien pueda decir algo. Es mi vida y solo voy a tener una. Voy a vivirla a mi manera, no a la tuya. Quiero ser libre. Poder hacer lo que quiera, donde quiera, cuando quiera, como quiera y con quien quiera. No creo que sea pedir tanto. Siento que tú no hayas tenido el valor suficiente para hacerlo con la tuya. Yo no estoy dispuesta a esconder la cabeza debajo de la tierra una vez más.

3 comentarios:

nuky dijo...

Tú brillas por ti misma, con tus virtudes y tus defectos. No necesitas a nadie para que puedas hacerlo, y eso es de admirar.

No dejes que nadie entorpezca tu camino o te ponga barreras en el.

Haces bien en no darle importancia a lo que piensen los demás, todos deberíamos hacer lo mismo.

Ánimo, mil besos

Miss Satriani dijo...

mi vida ha empezado hace algunos años, no pienso aplazar más.

Éxta[si]s dijo...

Ya se te acabo el periodo para poder aplazar el principio de tu vida. Ya ha empezado, diciendo eso demuestras el principio de una larga historia llena de vida, de luz. Brillante, como tu.
Tan solo una persona única, y dueña de sus actos y pensamientos seria capaz de escribir esto, así que continua con tu vida, que acaba de empezar. (:

Un texto admirable por su contenido.
Besos!