martes, 29 de julio de 2008

Standby...

196…178…Tal vez esto sea mi vida. Esto sea para lo que estoy hecha. Esperar. Esperar y luego caer. Y mis sueños caen conmigo. Por lo menos no me estrello sola. Al menos con los escombros podré hacer un castillo de cristal en el que encerrarme. ¿Me quedo en las puertas? Eso me pasa por haber salido y picar en la puerta equivocada. Tal vez debería haber hecho caso a los que nunca confiaron en mí y haber escogido una ventana para asaltar el mundo. Está visto que por la puerta grande no soy bien recibida. No estoy en la lista de invitados. Puede que nunca lo esté. ¿Admitida? Cada día creo menos en que pueda estarlo. Ya sólo queda 1 mes y medio y yo estoy al final de la cola. Prácticamente no veo ni la entrada. A este paso nunca la veré. 2 años/730 días/17520 horas/1051200 minutos/63072000 segundos luchando… Será lo que me queda. Dedicarme a contar el tiempo que tardé en construir una quimera que cada día se tambalea más. Estoy harta de todo esto. Se me agotan las fuerzas de remar a contracorriente.

5 comentarios:

Miss Satriani dijo...

Supongo que yo también estoy hecha para esperar.

Tresístole. dijo...

Entra por la ventana,o por la puerta del gato,o quita un trozo del tejado.Pero entra.Entra de lleno en el mundo de no-espero-más.

Javier Martinez dijo...

Recuerdo que de pequeño leí un breve artículo en la revista Muy Interesante sobre el por qué de ese desliz numérico de los relojes, pero no lo recuerdo!!!

Maldita memoria.

Saludos!

Éxta[si]s dijo...

Recuerda que debajo de la alfombra, roja, como la de las estrellas, para tí, hay una llave secreta que te abre las puertas a un mundo mejor al que aspiras.


Vete siempre un paso más adelante que los demás, con la cabeza bien alta y sobretodo, saltate las normas y las listas de invitados, tu estas invitada a cualquier evento relacionado con la felicidad.

nuky dijo...

No estas hecha para esperar, estas hecha para vivir. Dale la vuelta al mundo y trata de ver el lado positivo de las cosas, o por lo menos de buscar soluciones.

Sirves para algo mas que para contar como pasan las horas, los minutos y los segundos. Sirves y vales para vivir todo ese tiempo que cuentas...