domingo, 7 de diciembre de 2008


-¿Y si te dijera que ya no puedo más?
-Te preguntaría el por qué.
-He perdido la ilusión. Y no sé cómo seguir…Me gustaría echar a correr… Correr hasta que me ardieran los pulmones y perdiera la consciencia de todo cuanto me rodea…
-¿Es por él?
-Sí… Y No… Es por mí…Porque estoy atrapada y no sé cómo avanzar…Porque no encuentro motivos para seguir…Se me apaga lentamente la llama ¿Sabes? Y no sé cómo hacer que lo entienda…
-¿Has probado a decírselo?
- No quiero hacerle daño…
- ¿Cuánto tiempo crees que podrás seguir ocultándoselo? ¿Crees que no notará con el tiempo que algo ha cambiado? ¿Que tus ojos no brillan de la misma forma cada vez que lo ves?
- No se lo merece…
- Tú tampoco
- Lo sé…

3 comentarios:

R. dijo...

No se da cuenta de que procurando su felicidad se está volviendo ella infeliz...

Dara Scully dijo...

Lo supiero siempre, pero no querían decirlo, ni con la boca pequeña.
Y mientras, la llama se consumía lentamente.


Chicagato

Tale dijo...

o que sea una cobarde y huya durante un tiempo, a ver si las cosas cambian,si cambia ella, o si ella cambia las cosas... ^^