martes, 13 de enero de 2009


Dicen que lo único constante es el cambio. Milagrosamente, cuando yo deseo que algo cambie permanece tal y como está. O como mucho cambia, pero a peor.


A veces, el cuerpo se me queda pequeño para todas las emociones que me asaltan a lo largo del día. Tengo la manía de pensar que si yo lo siento, los demás también. Veo chispas en los ojos, brillos en las sonrisas, dobles intenciones en los gestos… Y algunas veces, no son más que un destello. Tan pronto como los ves, dejas de verlos. Me agota equivocarme una vez tras otra. Sentir esa sensación y pensar “Por fin…Esta vez sí…” Y que a medida que transcurran los días el destello, como siempre, se vaya desvaneciendo. A veces me flaquea la esperanza cuando me faltan palabras para expresar la intensidad con la que siento los latidos del mundo bajo mis pies. Y me siento sola. Desesperadamente sola. “Eres la chica de los mil y un misterios” Te sorprenderías si supieras la de veces que me cortaría la lengua con tal de no decir “no lo entenderías”.


A veces, soy como una nube. De esas negras que cubren hoy el cielo, que amenazan con romperse de un momento a otro y descargar las millones de gotitas que llevan en cada uno de sus poros. A veces, yo también me rompo y dejo que salgan en torrente las emociones que ya no me caben, las que se apelmazan en el pecho hasta poner en compromiso la respiración.



A veces, desearía dejar de ser tan hermética y que unos brazos desde el otro lado me abrazaran con fuerza, provocándome una descarga eléctrica que hiciera que el corazón volviera a latir con tanta fuerza que su vibración rompiera en añicos la barrera que nos separa.

17 comentarios:

Tu blogamigo de verdad dijo...

me gusta tu locura...
te pienso seguir hasta que las nubes negras que nombras dejen car por aqui las miles de gotas que seguro esperas.

A veces la soledad es mejor que la vorágine.

Mencía dijo...

Hace no mucho aprendí a ser valiente ... no sabía, pensaba que la valentía era tirar"palante", seguir con la vida a pesar de todas las emociones que a veces nos hacen sentir estallar.

Descubrí que valentía no es eso ... ser valiente es tener el valor de mostrarte débil ante otro, tener el valor de romper nuestros muros-corazas (esos que pensamos que nos protegen y en realidad nos bloquean) y dejar que nos den ese abrazo.

Todo llega. Todo.

Sigue sintiendo como lo haces y recurriendo a la palabra escrita para soltar y un día te descubriras menos hermética y recibiras ese abrazo-descarga.

Besoslinda.

Carlos dijo...

Madre mía, que bien escribes. Me encatna tu estilo, tan personal, tan... humano. Definitivamente me voy a pasar a menudo por este blog.
¿Qué por qué no luchó, me preguntabas? Ni idea. Mis personajes son como personas reales para mí (quizás estoy mal de la cabeza, quién sabe), con sus temores, sus habilidades y con un largo camino a sus espaldas.
Luis es un nombre que uso mucho en lo que escribo, un chico joven y tímido que acepta la derrota antes de que comience la guerra, mientras que Marta es una chica joven totalmente opuesta, abierta, muy guapa, divertida...
"L'estremità" ("El final" en italiano) es el texto que se formó en mi mente cuando intenté juntar ambos personajes como pareja en un texto.
Espero haber aclarado algo :P
Carlos

Carlos dijo...

Cierto, demasiado comúnmente somos incapaces de oír a la gente que nos "grita en la oreja", irónicamente.
Y cierto, la verdad es que jode mucho que alguien, por miedo a fracasar, deje de luchar por lo que quiere cuando lo que precisamente necesitas es que lo haga.
Desgraciadamente, como tu dices, c'est la vie. Espero que encuentres a alguien dispuesto a luchar por ti :D
Carlos

.Amazonica dijo...

Tal ves no seas la única "loca", siempre hay alguien que te entiende, y que te escucha.
Me gusta tu manera de escribir, es tan natural. Hermoso blog
Te sigo ^^
unbeso

Agua dijo...

Que bonitas palabras...que dificil es sentir las cosas tan fuertes y no poderlas dejar salir...que dificil es no encontrar los brazos de los ojos que nos dicen si con la mirada pero no con el cuerpo. Estaremos locas? yo creo que no...solo sentimos con intensidad.

Gracias por pasarte por mi blog!! un beso!!!!!

elle dijo...

"provocándome una descarga eléctrica que hiciera que el corazón volviera a latir con tanta fuerza que su vibración rompiera en añicos la barrera que nos separa."


a veces yo tmb lo deseo.

aLba dijo...

siempre va a ver alguien que te de la razon :)

Someone exactly like you. dijo...

La última vez que pedi que cambiase algo cambió TODO.

Julia dijo...

Dios! Cómo te entiendo! Me he sentido muy identificada con tus sentimientos...me ha sorprendido el que alguien pudiera expresar tan bien lo que yo misma llevo dentro.

Un saludo!

No dejes nunca de ver destellos.

R. dijo...

A veces me siento pequeña. Tan pequeña que las emociones que no me caben dentro las llevo atadas en la espalda.

Carlos dijo...

Lo malo del amor es que las heridas que causa son muy difíciles de curar y muchas veces dejan cicatrices de por vida, y la esperanza es la encargada de hurgar en ellas cada cierto tiempo para prolongar el dolor.
Nunca hay que dejar de creer en él, ya que a veces se acaba encontrando un amor capaz de curar las heridas del anterior como un dulce bálsamo.

Tale dijo...

uala cambio radical!me encanta:)

tranquila que la chispa adecuada llega con el peor de los incendios

Apologética dijo...

alavado sea este momento

Carlos dijo...

Sin duda debe ser fantástico vivir esa descarga. ¡Qué envidia les tengo a los que se enamoran a primera vista!
En fin, que deberías actualizar, que me encanta tu estilo.
Carlos

Carlos dijo...

Jajaja, vale, dejemos a la neurona descansar xD.
Pero cuando termines actualizas, ¿eh? Que soy paciente, pero de tus palabras soy adicto xD
¡Un abrazo!
Y suerte para los examenes
carlos

Dara Scully dijo...

Cuando se desea que algo cambie, se vuelve inamovible.



Un miau